Un grupo de comunicadores cristianos, reunidos en Busán, en Corea del Sur, sede de la próxima 10ma. Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias (WCC por sus siglas en inglés),afirma que el mundo de la comunicación ha cambiado tan radicalmente en los últimos veinte años, que ya es hora de que las iglesias comiencen a reconsiderar la forma en que ellas comunican temas referentes a injusticias y conflictos, El grupo de periodistas y comunicadores que defienden el derecho a la comunicación se reunieron esta semana para hacer elaborar un borrador de declaración sobre el tema de la Asamblea, Dios de la Vida, guíanos hacia la justicia y la paz. La Asamblea está programada para sesionar del 30 de Octubre al 8 de Noviembre de 2013. “La última vez que WCC discutió el tema de cómo comunicarse con el mundo, fue en su asamblea en Vancouver en 1983”, manifestó Cheon Young-Cheol, Coordinador de Comunicación coreano del Comité Organizador de Corea (KHC por sus siglas en inglés para la Asamblea. “Desde ese entonces, han surgido los medios de comunicación sociales y los periodistas ‘ciudadanos’. Ya es tiempo a estas nuevas oportunidades que las iglesias tienen ahora para recopilar y difundir noticias sobre injusticias y abusos contra el medio ambiente”. La consulta sobre la comunicación fue acordada por iniciativa del HKC y fue co-moderada por el Consejo Mundial de Iglesias (WCC) y la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC por sus siglas en inglés). WCC también co-auspició el evento. El grupo de doce miembros incluyó a representantes de los medios de comunicación cristianos coreanos, así como periodistas de las iglesias y especialistas en comunicación de la India, Alemania, Canadá, Argentina, Brasil y Suiza. “En los años recientes, los medios de comunicación sociales han surgido, y con ellos, las fuentes de historias e información sobre las zonas de conflicto a nivel mundial se han multiplicado. Sin embargo, al mismo tiempo siguen persistiendo la injusticia y los conflictos”, comentó Marcelo Schneider de Brasil. “Si las iglesias toman en serio el potencial de los medios de comunicación sociales para que el pueblo sea partícipe de cambiar la situación en que se encuentra, entonces éstos pueden ser un poderoso motivador para la transformación social”. La declaración elaborada por el grupo destaca la pérdida de integridad en el periodismo consecuencia del pequeño número de corporaciones de medios de comunicación que controlan la mayoría de las noticias difundidas y recibidas hoy en día. Si bien los medios de comunicación sociales han abierto los canales de información a muchas más voces, esto también trae consigo una serie de retos sobre el uso compartido de la información, según expresa la declaración. En sentido general, la declaración apunta hacia la necesidad de los comunicadores eleven las voces de aquellos que están oprimidos y marginados, a la vez que recomienda que le de a estos grupos un mayor acceso a los canales del uso compartido de la información. La declaración termina con un “llamado a la acción”, exhortando a las iglesias a reconocer y apoyar el papel de la comunicación en las iniciativas para abordar y transformar las causas fundamentales de la destrucción medioambiental, la violencia y el abuso contra los derechos humanos. “Las iglesias tiene que apoyar tanto a los periodistas ciudadanos como a sus colegas profesionales de la comunicación para que las historias sean recogidas eficazmente y sean contadas con integridad” dijo Karin Achtelstetter, Secretaria General de WACC. El borrador de la declaración será presentado a WCC como el ente coordinador de la Asamblea, con el objetivo de que haya una discusión adicional sobre el documento en la reunión del Comité Central de WACC a finales de agosto. Entre las organizaciones auspiciadoras de la consulta sobre la comunicación se encuentran KHC, WCC, WACC, la Universidad Presbiteriana de Busán y varias iglesias locales en Busán. Continue reading El movimiento ecuménico necesita reconsiderar las comunicaciones, expresan los comunicadores cristianos
Read More →
Entrevista al pastor Lisandro Orlov Sin duda que el VIH/SIDA es un tema de agenda pública. El número de personas que viven con el virus se ha incrementado de aproximadamente 8 millones en 1990 a casi 33 millones en la actualidad y, lo peor, sigue en aumento. A la par, las personas infectadas no solamente luchan contra la enfermedad, sino, y además, contra la discriminación que esto significa y porque se respeten sus derechos humanos. pastorlisandro2En el mundo cristiano el asunto ha sido complejo abordar. Conversamos sobre este tema, y otros, con el Pastor de la Iglesia Evangélica Luterana Unida de Argentina, Lisandro Orlov, de paso por Santiago de Chile. Orlov el año 86 comenzó su trabajo acompañando a personas que viven con VIH/SIDA, en su país, situación que le ayudó a comprender el tema en profundidad y entender, que “el virus no es el problema, que es muy fácil de entender cómo funciona, cómo nos prevenimos. El tema es el estigma y la discriminación relacionada con el VIH”, dice. - ¿En que año las iglesias evangélicas en Argentina comienzan a trabajar este tema? - Comienza el proceso en el año 86, muy tempranamente, considerando que los primeros casos de VIH en la Argentina aparecen en el 82. Indudablemente, en el 86 nadie estaba preparado para iniciar acompañamiento. No teníamos ni toda la información, ni la preparación, así que hubo que improvisar, ser muy creativos. Fue todo un proceso de aprendizajes y ese aprendizaje nos llevo a nuestra propia conversión. - Por el tema, supongo que hubo resistencia… - Hubo muchísima resistencia, muchísimas dudas dentro de mi iglesia. No tenía, en mi aproximación del grupo ecuménico al tema, problemas con los pacientes, las personas en el hospital. Con los usuarios de drogas era fácil, con las travestis, las personas de identidad transgénero, no había problemas. Al contrario, podíamos defender su dignidad frente a las estructuras que desconocían su dignidad. El problema eran mis colegas que no entendían, que no eran lo suficientemente inclusivos y eso nos llevo a todos, en el proceso del VIH, a una relectura bíblica. Nos llevo a nuestra relectura de nuestra identidad confesional. Yo, como Luterano, el centro de nuestra iglesia somos la iglesia de la gracia, pero la gracia hasta ahí no mas. Cuando uno quiere vivir en el contexto del VIH descubre la radicalidad del amor inclusivo de Dios. De ese amor nadie queda excluido y ni del respeto que tiene la gracia de Dios por la identidad diferente de las personas. Muchas veces la gente de las iglesias dice, “la gente con VIH es bienvenida aquí”. Eso es relativo, porque creen que están dando la bienvenida a un virus, a un enfermo, pero la gente viene con identidades diversas. - Trabajar el tema del SIDA es entrar necesariamente en un problema de fondo, hablar de una sexualidad distinta… - No sólo de la sexualidad, sino de temas más amplios. Ese es uno de los temas conflictivos y que uno no puede ser oportunista y querer hablar de SIDA sino tiene resuelto una serie de otros temas. Uno de ellos, tenemos que ser muy respetuosos de la diversidad de las identidades sexuales, ese es un hecho. Las mismas trabajadoras sexuales. Nosotros hablamos de trabajadoras sexuales al comienzo hablábamos de prostitución, después hablamos de personas en situación de prostitución y hoy la gente, se ha ido empoderando, ya las trabajadoras sexuales ellas dicen como quieren ser llamadas, no me permiten a mí. Ese cambio de vocabulario significa también un cambio ideológico y teológico. Yo ya no me puedo aproximar si no hablo de trabajadora sexual, reconociendo toda una situación nueva, mental, significa un cambio. Este cambio me ha hecho entender muchas cosas de mi lectura de la Biblia. - Se piensa que la homosexualidad es contranatural, que es contraria a las escrituras bíblicas… - Eso es totalmente falso. Primero, no podemos hacer un anacronismo. Lo que hoy entendemos como orientación homosexual era totalmente desconocido por los escritores bíblicos, todos. Para los escritores bíblicos todas las personas son heterosexuales. Cuando están hablando y se opone a la relación sexual entre hombre y hombre les esta hablando a los heterosexuales no le esta hablando a los homosexuales porque desconoce esa realidad. Solamente hace 150 años estamos clasificando a la población entre heterosexual y homosexual, es nuevo. La biblia no es un libro de astronomía, de geografía o de sexualidad su centro es mostrar el amor radical, liberador, de Dios. Ese es el centro, todo lo demás son adornos que le hemos puesto. Quien dice que la Biblia ataca o es opuesta a la homosexualidad es totalmente falso. - ¿Cuál es la postura que tiene que tener el cristiano frente a las personas homosexuales? - Yo creo que frente a todo estigma como cristiano yo me coloco al lado de cualquier persona estigmatizada en nuestra sociedad por cualquier razón. Eso ya no entra en discusión en mí. El Jesucristo resucitado cuando quería mostrar su identidad, qué hacia, mostraba sus estigmas. Las manos con las marcas de la cruz y por qué llega a la cruz: porque la sociedad no aceptaba con quien comía Jesús. Jesús va a la cruz porque comía con publicanos, pecadores y prostitutas. Esa es mi teología de la cruz. Yo debo sentarme a la misma mesa de las personas estigmatizadas por mi iglesia y por la sociedad. Es decir, la teología de la cruz me lleva a una radicalidad de una opción que no es preferencial es absoluta. Mi opción por las personas estigmatizadas forma parte de mi identidad confesional y de mi forma de leer la Biblia. Para mi la palabra estigma tiene un valor enorme porque me indica el rumbo. Basta que haya una persona estigmatizada, para mí es una revelación de la encarnación de Jesús en esas personas y allí estoy llamado a estar. - ¿Qué es esto del amor inclusivo? - Es el radical amor de Dios por todas las personas, todas las personas. No solo el tema de la orientación sexual, tenemos que revisar nuestras comprensión de las políticas hacia los usuarios de drogas y hacer una aproximación desde el respeto a los derechos humanos. Las trabajadoras sexuales, necesitamos tener un nuevo posicionamiento con las personas de identidad travesti, transgénero, sumamente violentadas en nuestra sociedad, sumamente desconocidos. Jesús, ya en el evangelio, en su caminar en contacto con los leprosos, los leprosos son excluidos, no por condiciones sanitarias, sino porque se pensaba que “si están enfermos, por algo será”. - ¿Este amor incluye a los Pueblos Originarios..? - A todos, a todos. - Digo esto porque muchas veces las iglesias han querido “evangelizarlos”…. -Yo creo que hay que ser profundamente respetuosos. Si algo yo considero que no se puede negociar es nuestra comprensión radical de los derechos humanos. Ese es el amor inclusivo, el amor inclusivo de Dios, el respeto absoluto y no negociable de por lo menos los derechos humanos, tal como lo entienden todos los documentos de Naciones Unidas como mínimo y como mínimo nosotros como iglesia debemos tener un compromiso como mínimo y debemos promover más derechos humanos, más ejercicios.

pastorlisandro El pastor Lisandro Orlov con Claudio González, Secretario Ejecutivo de FASIC.

- ¿Qué paso con los cristianos, en la Argentina, con la ley de matrimonio igualitario? - En Argentina, lamentablemente, la iglesia católica, un grupo de la iglesia católica, no todos, y un grupo de las iglesias evangélicas, salieron a la calle para que no se concediera el derecho al matrimonio de las personas homosexuales. Nuestras iglesias dijeron “nosotros nunca vamos a salir a la calle para negar derechos a los demás. Siempre vamos a salir a la calle para que haya más derechos, más ejercicios, derechos de ciudadanía”. Tuvimos que mostrarle que nosotros como evangélicos, como protestantes, hasta el año 1880, el Estado no reconocía la valides del matrimonio protestante, no podíamos ser enterrados en los mismos cementerios, que éramos humillados. - Usted ha señalado que la perspectiva de género ha ayudado a comprender mejor los temas culturales, la sexualidad… - Es mucho más amplio, género nos libera de la genitalidad. La genitalidad, por supuesto, eso no se cambia. Pero sobre la genitalidad la sociedad fue construyendo identidades, cosas que se pueden hacer o que no y que han ido cambiando. Eso es una construcción dinámica de la sociedad en todo tiempo. El concepto de masculinidades, que no es lo mismo que la genitalidad. La masculinidad es una construcción cultural, la feminidad también. Es una construcción, va variando. Si tenemos ahora mujeres Presidentas, eso es nuevo y es parte de la construcción que hemos liberado de que sólo los varones podían ser Presidentes. Las pastoras en nuestras iglesias eso significó un cambio en nuestro concepto de lo que es femenino, de lo que es masculino. Eso son construcciones culturales que el análisis de género nos muestra como las identidades que fueron construyéndose en una diversidad porque no hay una sola forma de ser varón ni una sola forma de ser mujer. El tema del análisis de género nos permite ver como muchas de esas identidades no tienen los mismos derechos, el mismo acceso a los espacios de poder… - Entiendo que tenemos la tentación de uniformar todo… - El mismo concepto de Universal es una construcción, construida por hombres blancos, propietarios, europeos y machistas. Cuando se hizo la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, la mitad de la población del mundo quedo afuera. Tenemos que ir analizando, qué entendemos por universal, hasta dónde lo hacemos llegar, eso es el amor inclusivo, que va más allá de todos nuestros conceptos de universal, siempre lo sobrepasa, siempre nos desafía. El amor inclusivo de Dios siempre nos advierte que de nuestro concepto de amor universal quedaron fuera, pueblos originarios, gente de la diversidad sexual, usuarios de droga. El amor inclusivo de dios nos revela que debemos tener un compromiso pleno en el ejercicio de los derechos de ciudadanía. El evangelio es eso, nos invita a ser plenamente ciudadanos de este mundo no del mas allá. - ¿Argentina ha avanzado en estos temas? - La situación es dinámica. El año pasado hubo un debate sumamente rico, interesante y mostró que la sociedad va mucho más rápido que las leyes. La sociedad estaba ya en condiciones de aceptar el matrimonio igualitario. No es que la ley promovió, fue detrás del reconocimiento de la sociedad. Pero, por otro lado, faltan muchas tareas, muchas son meramente declaraciones. Nos duele la situación de los pueblos originarios, hay todavía violencia ejercida contra ellos, sus derechos, es una tarea pendiente, pero además de esa, hay cantidad de otras tareas. Pero eso es la parte de nuestro compromiso, de promover permanentemente de iluminar donde los derechos humanos no están siendo respetados y donde muchas veces solo se tiene un compromiso teórico y no real con la dignidad de todas las personas. La vacuna contra el olvido - Hay gente en Chile, y seguramente en Argentina, que dice que hay que dejar el pasado atrás. Hace poco se conoció por la prensa que se condenó a Videla en Argentina, ¿Cuál es su posición? - La memoria es importante. La memoria activa, no solamente recordar el pasado sino para que no se repita en el presente. La condena a Videla es para decir “esto acá hoy no se puede hacer”. Permanentemente, hay que mantener esa memoria porque el demonio de la opresión, de la violencia contra los seres humanos, de la no aceptación de la democracia, esta dando vueltas y tenemos que tener museos de la memoria, pero activos, en las calles. Es nuestro compromiso no con el pasado sino el compromiso con el presente, advertir profundamente y permanentemente que los holocaustos pueden aparecer en cualquier momento. Los fantasmas de los holocaustos, de todos los holocaustos, tenemos que vacunarnos permanentemente. La memoria es la vacuna, que nos impide repetir que es una tentación, que en cualquier momento pueden reaparecer, en cualquier pueblo, en cualquier lugar, Entonces la memoria es una herramienta estupenda para ponernos siempre alerta. Más información en: www.avert.org/estadisticas-sida.htm www.unaids.org/es/regionscountries/regions/latinamerica/ www.pastoralsida.com.ar
Read More →